lunes, 23 de noviembre de 2015

Abarth Osella 2000 Sport Spider SE021 (311)

Coche presentación
Campeonato Europeo de Marcas, 2 litros, 1972
Metro, 1/43

























Hola amigos, retomando la serie de pequeños prototipos fabricados por Karl Abarth, hoy les presento el Abarth Osella 2000 Sport Spider (Proyecto SE021) de 1972. Cuando a mediados de 1971 Abarth vende su fábrica a FIAT, el SE021 estaba participando con bastante éxito en el Campeonato Europeo de Marcas.
A final de temporada, también su equipo de competición es vendido, en este caso a un colaborador suyo, Enzo Osella, quien junto al Ingeniero Antonio Tomaini (muy conocido años más tarde por su participación en la Scuderia Ferrari de F1), modifican los coches (que se pasan a llamar "Abarth Osella SE021"), y los presentan nuevamente en el Campeonato Europeo, en el que participaban coches con motores hasta 2000cc (en el mundial corrían los prototipos más grandes). En 1972 ganan ambos títulos, el de Marcas y el de Pilotos con Arturo Merzario, quien obtuvo 3 de los 4 triunfos conseguidos por la marca del escorpión. La miniatura es de la firma italiana Metro, y pertenece al coleccionable sobre los coches Abarth; de ellos, estoy presentando una serie de sport prototipos, de los que ya hemos visto el Abarth Fiat 1000 SP (SE04) y el Abarth Fiat 1000 Spider Sport (SE05), de un total de seis modelos que hoy tengo en mi vitrina (ojalá lleguen muchos más!) y que de a poco iré mostrando.
Abrazos!

20 comentarios:

  1. Pura competición este Abarth Osella, su miniatura está bien lograda, sobretodo el diseño de las llantas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mauro, es de esos Sport Prototipos de los años setenta con lo que tanto disfrutaba jugando de niño. Hermosas llantas.
      Abrazo!

      Eliminar
  2. ¡ Buenísimo ! Y de lejos , el Abarth que más me gustó hasta ahora .
    Por ahí , este no tiene formas tan elaboradas como los anteriores , pero me recuerda más a mis viejos juguetes .
    ( Vos sabés que sigo juntando juguetes . . . )

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto Pablo! Creo que es igual a un atito Scalextric que tuve a mediados de los setenta; había uno azul (¿Matra?) y otro rojo, que podía ser un Alfa Romeo o un Abarth. Es la típica forma de los autito de plástico inflado con los que corríamos carreras en los pisos de las casas.
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Fabuloso, aunque sin número y sin cromáticas de publicidad se ve un poco extraño, pero se entiende que es de presentación. De cualquier manera es hermoso, ese perfil y ese ancho como de manta y por atrás,, no se diga, exhibiendo esas ruedas anchotas como de sexy petacona, con las enaguas levantadas, ah no, perdón aquí no. Muy clásico deportivo, pués !
    Muy bueno el Abarth Osella

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eddie, si aprendiera a fabricar calcas, compraría varios (si tuviera dónde comprarlos, y el dinero para comprarlos, claro está...), y los transformaría en algunas de las bellas decoraciones que he visto en las fotos. Toda esta colección de Abarth, al no traer la mayoría de los prototipos calcas, te permite poder hacer la versión que más te guste.
      ¿Te gustó verle el culito? A mi también!
      Abrazo!

      Eliminar
  4. Curioso pero simple con ese Rojo queda de maravilla




    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un auténtico SP de los setenta, en este caso en la categoría hasta 2000cc, la de los pequeños bólidos Pau.
      Abrazo!

      Eliminar
  5. Por aqui Osella es recordada por las barchettas de subida en cuesta, autenticas lapas a la carretera.
    Me flipan los autos con el "culo al aire" , con los que poder deleitarse de la mecanica, motor, caja, palieres, muelles como los F1 de antaño.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xavi, a Osella lo conocí en los setenta, cuando en las revistas encontré fotos de sus pequeños prototipos corriendo en el Mundial de Marcas. Luego de su paso por la F1, me enteré que se dedicó de lleno a construir coches para las trepadas de montaña, con mucho éxito.
      Parece que a todos les ha gustado el culito de este auto... a mi también!
      Abrazo!

      Eliminar
  6. Muy interesante el abarth osella (nunca había sabido qué o quién era osella).
    Me gusta que sea chiquitito y colorado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho, Osella comenzó como corredor, siguiendo luego como preparador, comprando el equipo de Abarth para correr en SP. En 1974 construye un auto de F2 Europea, ganando el campeonato con Eddie Cheever en 1979, y pasando al año siguiente, con el mismo piloto, a correr en F1, categoría en la que participó hasta el año 1990, cuando vende el equipo que pasa a llamarse "Fondmetal", corriendo hasta 1992. Aquí puedes ver todos sus autos:
      http://www.dlg.speedfreaks.org/archive/cars/osella/osella.php
      Abrazo!

      Eliminar
  7. Qué universo tan poblado el de estos pequeños Abarth. Si tenemos en cuenta la cantidad de modelos distintos que hay y su pertenencia a un período histórico bastante acotado, podemos deducir que en aquellos viejos buenos tiempos, se presentaban muchos modelos por año. Cuánta creatividad y cuánto trabajo entusiasta en pos de esta pasión. En nuestro país supimos vivir épocas similares, de creatividad e industriosidad casi ilimitadas. Esperemos volver a verlos alguna vez.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diego, en 10 años Abarth fabricó innumerable cantidad de pequeños prototipos, uno más bello que otro. Este coleccionable presenta una selección de ellos, ojalá lo tengamos algún día por acá.
      Abrazo!
      PD: Ni sueñes amigo con que volverán esas épocas...

      Eliminar
  8. Esa colección Abarth reúne muchos modelos de la marca y nos hace comprender la gran inventiva que tenía el estudio de don Carlo. Abarth evoca tanta deportividad y diversión como pocos...

    Tu miniatura me recuerda a los pequeños Porsche como el 356, salvando las distancias. Pero igual de divertidos!

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pequeños bólidos, rojos y con mucha fuerza en sus entrañas, grandes invenciones de Don Karl/Carlo. Ya mostraré más de estos bichitos Antonio.
      Abrazo!

      Eliminar
  9. En el año 72 el campeonato se cerró con las 2 Horas del Jarama, prueba dividida en dos mangas, que vieron las victorias de Derek Bell y Nanni Galli, cada uno con el Abarth como el que presentas pero sin faros delanteros. Qué gozada de carrera: Abarth contra Lola y Chevron, qué igualdad, que bonitos coches, y yo con catorce años pegado a la valla de tela metálica en la pelouse y dando botes. Siempre me gustaron más los prototipos y GT que los fórmula. Y me encanta tu Lola japonés.
    Ya no hay campeonatos como estos, ni tengo yo tan pocos años. En fin ...
    Muchas gracias por traerme tan buenos recuerdos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bernardo, justamente yo conocí a los Lola y Chevrón (por fotos, claro...) cuando corrieron los 1000 Kms de Buenos Aires en la categoría 2000cc en 1972. Llegaban a pelear con los grandes de 3000cc. Muy bueno que hayas estado ese día en el Jarama, que gran recuerdo amigo! Son de esos que no se van jamás.
      Pero como tu dices, ya no hay de esos campeonatos, los "monomarcas" nos han vencido...
      ¡Viste que lindo el Lolita japonés?
      Abrazo!
      PD: Ni bien me haga un tiempito te mando un mail!

      Eliminar
  10. Kolejny bardzo ciekawy model zaprezentowałeś.

    Pozdrawiam !

    Piotr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I Piotr bardzo ciekawe!
      To jest samochód, który lubię.
      Przytulić!

      Y muy interesante Piotr!
      Es de los coches que me gustan.
      Abrazo!

      Eliminar

Blogs amigos