lunes, 6 de junio de 2016

Alfa Romeo 155 V6 TI (339)

Alessandro Nannini
ITC Internacional Touring Car Championship, 1996
Metro, 1/43

























Amigos, hoy les presento un Alfa Romeo 155 V6 TI, participante en el Internacional Touring Car Championship de 1996, campeonato que fue creado tras la desaparición del DTM alemán. El coche, perteneciente al Martini Alfa Corse, fue conducido ese año por los italianos Alessandro Nannini y Nicola Larini, logrando 7 triunfos el primero y 2 el segundo; Nannini, terminó en el tercer puesto final del campeonato. En su historial, el Alfa 155 V6 TI tuvo en los diferentes campeonatos de turismo en los que participó, un total de 38 victorias obtenidas por siete pilotos diferentes: 17 Nicola Larini, 13 Alessandro Nannini, 2 Stefano Modena, 2 Christian Danner, 2 Michael Bartels, 1 Kris Nissen y 1 Gabriele Tarquini. La miniatura pertenece a un coleccionable de Metro sobre coches de carrera de la marca italiana.
Abrazos!


22 comentarios:

  1. El mejor álbum de los Rolling : Steel Wheels . El mejor tema del álbum : Mixed Emotions .
    Y eso es lo que siento , emociones mezcladas .El molde está proporcionado ,la jaula antivuelco muy bien realizada , la gráfica en las "polleritas" laterales y el "scudetto" en la trompa son un poema .
    ¿Por qué la pifiaron así con las ruedas?
    Yendo atrás a los Abarth y Lancias de Metro , veo que están impecables , entonces ¿ Por qué , Dio cane ?
    ¿No pensaste en delinearlas con tinta? Aunque desaparezcan las marcas de Michelin ...
    ¡Es una injusticia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo! Es que no son ruedas de auto, son de carreta! En serio, calculo que para simular la cubierta bien finita, intentaron hacer una llanta grande, que sobresalga y cubra parte de la cubierta; pero queda muy feo... Veremos si en el futuro me vienen las ganas de intentar acomodarlas.
      Abrazo!
      PD: Che, yo de los Rolling no cacho una!

      Eliminar
    2. ¡Ah bueno! Entonces son rebarbas , y probablemente por el lado de adentro estén mejor definidas las llantas .Desplazando las gomas , y usando una tira de lija de grano finiiito se van a redondear solas .

      Eliminar
    3. Vamos a probar con intentar sacar esas ruedas y estudiarlas Pablo.
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Un Alfa de calle un tanto macarra, me encanta la gráfica amén del Auto que es uno de los que mas me gusta de la firma Milanesa.

    Enhorabuena por él


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pau, personalmente es el Alfa de las últimas décadas que más me gusta. Tanto, que sueño con conseguirlo en color rojo, y en lo posible de HPI...
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Muy bonito, la decoración Martini siempre queda como un guante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mauro, siempre me gustaron los coches Martini, ya sea en fondo blanco como éste, en rojo, negro, plateado, verde... Eso si, el más actual "Martini" de todos, el que lucen los Williams de F1, me parece el menos agraciado de todos...
      Abrazo!

      Eliminar
  4. Un demonio con cara de angel, los colores Martini son mis favoritos.
    El 155 humilló en su propia casa los germanos del DTM, ahí es nada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xavi, esos años del DTM fueron los mejores para este modelo; éste que hoy presento, justo es el del año posterior, cuando ya desaparecía el torneo alemán (luego, en el siglo XXI, volvió conformado por los 3 grandes alemanes; aunque ahí faltan Porsche y Opel...) y se convertía en ITC, por poco tiempo.
      Abrazo!

      Eliminar
  5. Uff un 155... uno de mis Alfas preferidos (junto con el 159, el 156, el 75, el Giulia actual...).
    Qué mala bestia en las pistas!

    Ando hace tiempo buscando alguno en versión civil que no me arruíne, pero no es sencillo.

    Salvo las "ruedas de carreta", el resto del modelo me agrada.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio ¡pero te gustan todos!
      Vamos amigo, busque ese civil para su vitrina; eso si, trate que tenga ruedas de coche, no de madera...
      Abrazo!

      Eliminar
  6. el auto es lindo y la decoración soberbia, pero lo veo un poco juguetoso, no me refiero a las ruedas (que se podrían cambiar por otras) sino a las ventanas, que se ven gruesas y distorsionantes.
    lo salvan los colores de martini...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eduardo, yo a las ventanas no las veo tan mal, si a las ruedas. Lo bueno es que cada uno mire cosas diferentes! Como vos decís, el Martina salva todo.
      Abrazo!

      Eliminar
  7. Takie wyścigówki przemawiają do mnie najbardziej. Jeszcze nie bolid ale już nie fabryczny samochód;) bardzo ładny model, piękne detale i kalkomanie.

    Pozdrawiam!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Szymon, samochód o bardzo pięknej dekoracji stał się ikoną światowego sportu motorowego.
      Przytulić!

      Eliminar
  8. El auto indudablemente es imponente y mas con la inconfundible gran decoración de Martini, pero sobre todo en su toma lateral al final.
    La miniatura es muy buena pero creo las ruedas al ser macizas necesariamente por la cama tan baja que representan, se podrían mejorar un poco con un poco de paciencia y buen pulso.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Eddie, seguramente esas ruedas pueden mejorarse, veremos si mis gansas y mi maña (y la vista y el pulso...) en el futuro me lo permiten. Mientras tanto, luce bien en la inmensidad de la vitrina, donde la ruedas pasan desapercibidas, jaja!
      Lindo autito.
      Abrazo!

      Eliminar
  9. El 155 fue un gran coche de competición. Yo recuerdo las pruebas del DTM (no sabía que había pasado a llamarse ITC) como le llamábamos en casa, que veíamos a través de Eurosport, al igual que las del disputadísimo BTCC inglés. Y en España les vimos ganar en nuestro CET, con Campos, Villamil, Giovanardi, Francia y alguno que me dejo.
    No se me olvida una carrera final de campeonato en el Jarama 1995. Para que Jordi Gené y Alex Caffi, con los Opel, no sobrepasaran a Villamil y Francia, Alfa inscribió a Gabriele Tarquini del BTCC, consiguiendo el título finalmente Villamil. Por los boxes estaba un tal Giorgio Pianta, coordinándolo todo.
    Pero ninguno de estos coches tenía la presencia de las máquinas más potentes del campeonato alemán. Los preciosos colores de Martini ayudan a definir uno de los coches más bellos de la historia de la competición.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bernardo, en esos años noventa yo no seguía las carreras de autos; así que no pide ver esas grandes pruebas del DTM. ¿Así que corrían en el CET? Alfa versus Opel, seguro entregaron grandes duelos. Caffi, Tarquini, Francia... ¿te refieres a Giorgio Francia, aquel piloto italiano que llegó a intentar clasificar en la F1 con un Osella FA1B en 1981?
      Como tu dices, estos colores blancos de Martini le dan un toque especial al 155; pero me gustaría también tenerlo en rojo...
      Abrazo!

      Eliminar
  10. Witaj Juanh! Gratuluję kolejnego pięknego eksponatu w kolekcji! Bardzo lubię samochody Alfa Romeo więc ten model bardzo przypadł mi do gustu.

    Pozdrawiam!

    Piotr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piotr, jest kolejnym z tych pięknych samochodów, które biegły w tych turniejach samochodów, oraz że zarówno przyjemny dla ludzi. Ponadto z kolorów plus Martini.
      Przytulić!

      Eliminar

Blogs amigos