sábado, 12 de mayo de 2018

Audi TT-R (422)

Christian Abt
Deutsche Tourenwagen Meisterschaft (DTM)
Alemania, 2002
Schuco, 1/43

























El Deutsche Tourenwagen Meisterschaft (DTM) comenzó a correrse en 1984 con equipos privados y bajo reglas de la Federación Internacional del Automóvil. Tuvo tanto éxito en Alemania, que atrajo la atención de los constructores más importantes, como Mercedes Benz, Opel, BMW, Alfa Romeo y Audi, quienes se sumaron con sus equipos oficiales. La categoría adoptó en 1993 el reglamento Clase 1, convirtiéndose en la más tecnológica categoría de automóviles de turismo del mundo. La tecnología aplicada y los presupuestos de los equipos solo estaban por debajo de los utilizados en la Fórmula 1, como por ejemplo el chasis de fibra de carbono y las cajas de cambios semiautomáticas. Esa ambición llevó al DTM a terminar estrepitosamente. Los presupuestos subieron, también lo hicieron los derechos de televisión y las entradas a las carreras. Las marcas alemanas Audi y BMW decidieron abandonarlo en 1993. La categoría dejó de correr solo en Alemania y algunos países de Europa, programando fechas en Brasil, Japón y Finlandia y tomando el nombre de ITC (Campeonato Internacional de Turismos) lo que además de no tener el éxito esperado, subió los costos de forma excesiva. Esto llevó a Alfa Romeo, BMW y Opel a dejar la competición, dejando solo a Mercedes-Benz, por lo cual la categoría ITC dejó de disputarse en 1997. Tras el colapso de una actividad que en su inicio había servido no solo para fomentar el automovilismo en Alemania sino que también como una fuente de éxito monetario para las marcas, los directores de las ramas deportivas de Mercedes-Benz, Opel y Audi se reunieron en 1998 y 1999 para reorganizar y revivir al DTM, con el objetivo de lograr una categoría tecnológica, competitiva, pero de costos razonables para poder invertir. El DTM de la era moderna comenzó a disputarse en 2000, posicionándose como la serie más importante a nivel mundial de automóviles de turismo.
Ya hemos visto aquí algunos coches de esta categoría; por ejemplo el Mercedes Benz 190E 2.5-16 Evo II de 1990, el Alfa Romeo 155 V6 TI de 1996, o el Mercedes Benz CLK AMG de 2001. Hoy les presento al Audi TT-R de 2002, una bella coupé con la que el Team Abt Sportsline obtuvo en el año 2002 el campeonato de pilotos en manos del francés Laurent Aïello. La miniatura de Schuco es la que utilizó el alemán Christian Abt en esa temporada, en la cual finalizó en el 7° lugar del campeonato.
Abrazos!

26 comentarios:

  1. Un TT con esteroides! Casi cuesta identificarlo debajo de esa "musculatura".
    Siendo SCHUCO ya me tiene ganado, Juan. El colorido casi lo hace pasar más por brasileño que por alemán... Aparte que ésta es la primera generación, que sorpendió, y por eso me gusta aún más. Los siguientes ya no eran lo mismo.

    Gracias por los datos del DTM, no sabía las vicisitudes por las que había pasado el campeonato. Y también por mostrar esta "bestia"! Como suelo hacer, buscaré algún video en Youtube para verlo en acción.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, sabía de antemano que te gustaría: es Schuco, y tu debes ser el presidente de su club de fans... jajaj! En serio, un gran modelo. El color amarillo me encanta, más aún que el azul de Red Bull que tenía la opción de comprar. El TT era hermoso, y más del DTM.
      El DTM este año sufrirá un gran traspié: Mercedes a fin de año abandona la categoría, quedando solo Audi y BMW. Para sobrevivir a partir del año próximo, parece que se viene la fusión con el Super GT Japonés...
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Por lo visto no aprenden, pues al antecesor del DTM le pasó lo mismo, comenzaron a correr en el DRM grupos C a manos de privados con costes elevadisimos, lo que era insostenible.

    Mi epoca preferida del DTM fue la del M3 E36 y el 190 EVO, sin tanta aerodinamica como la que lleva a cuestas este TT que afea un poco la bonita silueta del Audi.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xavi, a mi aún más que el DTM me gustaba el DRM. Esa época que nombras fue de las primeras; personalmente me gusta mucho este TT-R, que me encanta por sus redondeadas líneas.
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Recuerdo este coche, aunque si no recuerdo mal el TT nunca fue de los dominadores del DTM. Es toda una belleza, ayuda su llamativa decoración.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mauro, pero mira que en ese 2002 Laurent Aïello con el TT-R salió campeón del DTM, y segundo a 3 puntos de Mercedes en la copa de constructores. Como sea, me encanta el coche, y más con esos colores.
      Abrazo!

      Eliminar
  4. Para mi, uno de los coches más bonitos y "rompedores" del DTM y que a pesar de los años siempre son un deleite para la mirada.
    Una miniatura excelente.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaime, comparto tu visión: para mi gusto es una belleza de coche. Hoy ya no son tan lindos...
      Abrazo!

      Eliminar
  5. Muy interesante la historia del TC europeo.
    Quizàs no sea casualidad que hay cierto paralelismo entre el DTM y nuestro SP o el SP internacional.
    Parece que nunca se puede prever la dimensiòn de estos fenòmenos, y se quedan cortos o se van de mambo.
    El modelo es lindo, es el Audi que màs me gustò en toda la historia de Audi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho, la diferencia es que el DTM siempre se reinventa y vuelve a existir. Ahora justamente está en uno de esos procesos.
      También es el Audi que más me ha gustado; aunque el actual R8 LMS no le queda atrás (dicho sea de paso, espero conseguir alguno).
      Abrazo!

      Eliminar
  6. Imposible que no salga una buena miniatura partiendo de un original tan lindo. Lo que no pega es ese aleroncito trasero de serie que quedó ahí tan relegado por el monstruoso deflector postizo. Llaman la atención la decoración y los colores, en algún momento en casi todos los autos de DTM no eran una suma de pegatinas sino que estaban aplicadas con estricto criterio estético y eran casi monopolizadas por un anunciante o al menos uno principal y algunos complementarios. Aquí aparecen cartelitos chiquitos por todos los espacios disponibles. Casi como un TC.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diego, pero justo este Audi es un ejemplo de sponsor principal y otros pequeños; los TC tienen 100 pequeños! A mi me gusta mucho esa decoración. Si, el alerón trasero es chico, pero luce bien. Más tarde paso por tu TC.
      Abrazo!

      Eliminar
  7. Las veces que vi al TT en la calle me gustó. Así equipado, más bajo(¡¿es posible?!), y con la gráfica, luce todavía mejor. Ni hablar del tamaño que tendrá la miniatura.
    Este Halleröder llegó justo con los ultimos dias para paladear una pilsen. Andá buscando algun volante británico o irlandés para acompañarlo con una stout o una Guiness, más acorde con el clima.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, to no recuerdo haber visto algún TT en mi vida; es el problema de vivir en el interior... No vayas a creer que es una miniatura chica; y es un Schuco, de los que admira nuestro amigo Antonio.
      Halleröder, Guiness, Budweisser o la que sea: tanto en verano como en invierno; nunca se va la época para degustar alguna de ellas.
      Abrazo!

      Eliminar
  8. Love the DTM and have always been a fan if the TT. What an excellent looking model.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shayne, the TT-R is from my favorite DTM cars; A week ago I saw an incredible race of the category in Hockenheim, won by Timo Glock and his BMW. Do you follow these competitions on television?
      Hug!

      Eliminar
  9. Bardzo fajne te Audi! Szczególny respekt budzi tylny zderzak i spojler.

    Pozdrawiam!

    Piotr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zainspiruj strach - lub przynajmniej szacunek - ten tył TT-R. Bardzo lubię Piotra.
      Uścisk!

      Eliminar
  10. Ale dziwny pojazd. Ten spoiler z tyłu jest jeszcze bardziej absurdalny niż w moim ukochanym Peugeot 405 T16 Pikes Peak.
    Nigdy nie przepadałem za tą generacją Audi TT, ale w tej konkretnej wersji wygląda naprawdę fajnie.

    Pozdrowienia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Damian, bardzo podoba mi się dziwne lotki, albo za duże, albo za małe.
      I w tym TT-R wygląda dobrze.
      Kolor jest najlepszy z miniatury.
      Uścisk!

      Eliminar
  11. Muito bonito este carro! E boa miniatura (por falta de tempo estou pensando em montar apenas Fórmula 1 e os outros, DTM, Le Mans, Nascar, WRC, etc, começar a colecionar diecasts na 1/43...)
    Parabéns pelo blog Juanh!!!
    Abraços.
    MT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcelo, bienvenido al blog amigo, al fin te permitió comentar. Los kits llevan mucho tiempo; en una época yo armaba kits de aviones en 1/72: armé unos 20 y tenía otros 40 esperando su momento (que no llegó nunca). Y la ventaja de los diecats en 1/43 es que los comprás y listo.
      Y hay mucha variedad...
      Abrazo!

      Eliminar
  12. Cualquiera diría que estamos hablando de un TT, estos Alemanes no saben que hacer con tal de llamar la atención.

    Enhorabuena por esta nueva entrada


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pau, ¡y es que estamos hablando de un TT!
      Uno de los más bellos modelos de Audi.
      Abrazo!

      Eliminar
  13. El TT de primera serie fue un gran acierto por parte de Audi. El pequeño cupé destacaba por su estética y parece que su único defecto era la sensación de claustrofobia que se percibía en su interior, si el viaje era largo.
    Pero esto no importa en competición, donde los pilotos se adaptan a todo. Y seguro que el público disfrutó de lo lindo, con el auto espectacular de Hasseroder , donde el urogallo cambia el espectacular despliegue del plumaje por el amarillo chillón y la llamada a las hembras por el sonido siempre hermoso que un motor Audi de competición trompetea por el escape.
    (Para el urogallo véase:https://www.youtube.com/watch?v=RMipe5QzTBs).
    Ay, madre, parece que hoy se me va la cabeza.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bernardo, gracias por tus aportes sobre Hasseroder (en lugar de dos S yo veía dos L o dos F...); tampoco conocía al urogallo, y mucho menos su canto.
      El TT-R siempre me gustó; lo veía como un coche diferente. Y al tenerlo en mano me gustó más aún.
      Abrazo!

      Eliminar

Blogs amigos