jueves, 11 de octubre de 2018

Lola T610 Ford (436)

Ralph Kent Cooke-Jim Adams-Francois Servanin
24 Horas de Le Mans, 1983
Bizarre, 1/43

























Hoy les presento un bello coche del Grupo C de los Sport Prototipo de los años ochenta, un Lola T610 con motor Ford Cosworth de 4000 c.c. de cilindrada participante de las 24 Horas de Le Mans de 1983. El coche -conducido por los estadounidenses Ralph Kent Cooke y Jim Adams, y por el francés Francois Servanin- clasificó en el puesto 28, llegando a estar en carrera en 10° lugar y abandonando en la vuelta 165 a las 12 horas de carrera. La miniatura es de Bizarre.
En este blog ya se han presentado varios prototipos de la marca Lola, empezando por los años sesenta hasta llegar a la actualidad. Por ejemplo, Lola T70 MK3B Spider Chevrolet de CanAm en 1967, Lola T70 MK3B Coupé Chevrolet en Buenos Aires 1970, Lola T260 Chevrolet de CanAm 1971, Lola T280 Ford en Japón 1972, Lola T333CS Chevrolet de CanAm 1978, Lola B09/60 Aston Martin de Le Mans 2010 y Lola B12/60 Coupé Toyota de Le Mans 2012.
Abrazos!

18 comentarios:

  1. Witaj Juanh, niesamowicie ciekawa miniaturka. Szczerze mówiąc, znów mnie zaskoczyłeś, bo pojęcia nie miałem o istnieniu tego samochodu.

    Pozdrawiam serdecznie:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Szymon to jeden z wielu prototypów, które w latach 70. i 80. wypełniały siatki Le Mans. Rzadki samochód, dlatego jest bardzo piękny!
      Uścisk!

      Eliminar
  2. Yo lo apodaría "Yellow Submarine" por el color y por esas toberas que salen del motor parecen periscopios.
    Muy curiosa esa forma delantera en forma de catamaran, hoy me ha salido muy náutico el comentario, jeje.
    SAludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Submarino beatleriano por el color, catamarán por esa trompa que parece tragarse todo el agua (el aire en este caso) en las rectas de Le Mans.
      Ya qu estamos en el ambiente acuático Xavi, podría agregar que también me recuerda a un cachalote.
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Ostras, parece un módulo espacial, me recordó a la nave de "Interestellar" pero con ruedas!
    Este chisme se debía pegar al suelo cosa mala. Es más ancho que un camión!

    Gracias por mostrarlo, me trae buenos recuerdos (tuve una novieta que se llama Lola, jeje).

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, a mi me recuerda dos cosas: por un lado mi infancia, cuando al ver las fotos de los autos en las revistas y leer "Lola" despertaban mi curiosidad. Por otro, a la novela "Lolita" de Vladimir Nabokov, ¿la has leído?
      Largo, ancho y aplastado al piso; pero, lo mejor de todo, ¡amarillo!
      Abrazo!

      Eliminar
    2. No la leí pero conozco el argumento, y en el libro la cosa no acaba nada bien...

      Y sí, amarillo como un pollito!
      Abrazos!

      Eliminar
    3. Igual que la mayoría de las veces en la vida real Antonio...
      Abrazo!
      PD: ¿Qué fue de la vida de "tu" Lola?

      Eliminar
  4. Witaj Juanh!

    Po raz kolejny zaprezentowałeś model pojazdu, który pierwszy raz widzę na oczy! Wygląda bardzo efektownie!

    Pozdrawiam!

    Piotr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piotr, długi, szeroki i zmiażdżony na podłogę; niesamowity i prawie nieznany samochód.
      Uścisk!

      Eliminar
  5. Nunca había visto este coche, es muy curiosos, sobretodo el frontal y sus ópticas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas ópticas son los grandes ojos para poder ver algo en la noche de Le Mans Mauro. Además de bello (al menos para mi gusto) es un coche increíble y casi desconocido.
      Abrazo!

      Eliminar
  6. Otra Lola mas que sigue despertando interés y no es una bella dama, pero si un bello auto.

    Mas que un auto podríamos decir que se trata de una nave espacial si no fuera por las ruedas

    Gracias por mostrarlo


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nave espacial, más aún con esos dos cañones -al costado de los faros delanteros- que parecen a punto de disparar.
      Raro y bello.
      Abrazo!

      Eliminar
  7. Bela miniatura de um carro de um campeonato que na época rivalizava com a F1. O campeonato de Sport Protótipos era de facto muito interessante, belos carros e bons pilotos. Abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Antonio, en los años sesenta los SP eran duros rivales de la Fórmula 1, categoría a la que superaban en importancia. Hasta que en los setenta llegó el Tío Bernie y todo cambió. Personalmente, me encantan estos grandes prototipos.
      Abrazo!

      Eliminar
  8. Muy bonito y particular este Lola Juan, me recuerda aquel con el que Juan Fernández corrió sus últimas 24 horas de Le Mans en 1981 (aquel era un T600). En cualquier caso, siempre atrevida la marca Bizarre reproduciendo este tipo de coches en miniatura. Me gustaríia tener uno...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  9. què bicho extraño!
    està visto que en los ochenta todavìa habìa creatividad y originalidad.
    de golpe de vista parece un porsche 962 pero luego sorprenden los dos faroles centrales sino los laterales, bien en los extremos!
    Y las tomas de aire para los frenos delanteros, a los costados del aleròn trasero.
    Y las tomas de aire para los frenos traseros, como pequeños periscopios.
    Realmente un hallazgo.

    ResponderEliminar

Blogs amigos