martes, 25 de junio de 2019

Virgin MVR-02 Ford (464)

Jérôme D'Ambrosio
Fórmula 1, GP China, Shanghái, 2011
Spark, 1/43















Cuando a principios de los años setenta comencé a seguir las carreras de autos, siempre tuve entre mis coches favoritos a los pertenecientes a escuderías pequeñas. Por ejemplo, en la Fórmula 1, jamás fui hincha de Ferrari, McLaren, Lotus o algún otro equipo grande. Siempre de los pequeños. En esos años, era admirador de Shadow, ATS, Theodore, Ensign, Arrows, Surtees, Hesketh, Toleman, Osella, etc, etc. Luego, a fines de los ochenta, de AGS, Coloni, Eurobrun, Zakspeed, Minardi, Rial, RAM, Dallara, etc. Transcurrido un lapso de 15 años sin seguir a la categoría, en 2009 vuelvo a mirar las carreras en la televisión e informarme en la web. En ese momento me encuentro con que ya no existían equipos chicos... Pero para 2010 se anunciaba la incorporación de cuatro nuevas escuderías, de las cuales -obviamente- me convertí en su seguidor. Una de ellas, la famosa USF1 de origen estadounidense, jamás llegó a debutar, y ni siquiera a construir su coche: fue un bluff. La segunda fue la española Campos Meta, de Adrián Campos, que pronto pasó a llamarse Hispania Racing Team para terminar sus años -muy pocos por cierto, solo tres- como HRT Formula 1 Team. La tercera, el anglo-malayo Team Lotus (si, con el nombre -y los colores- de la legendaria marca inglesa) de Tony Fernandes, luego Lotus Racing y a partir de 2012, tras perder un juicio por el nombre, Caterham F1 Team. Este equipo sobrevivió cinco temporadas en la F1. Y la última de todas, mi preferida, Virgin/Marussia/Manor; debutó en 2010 propiedad de Richard Branson con el nombre de Virgin Racing, en 2012 pasó a llamarse Marussia F1 Team -bajo el mando de los rusos de Marussia Motors- y en 2015 Manor Marussia F1 Team, ya en manos del equipo inglés Manor, quien se ocupó del trabajo de diseño, talleres, preparación y puesta en pista desde su debut en 2010. Este equipo fue el que más años corrió en la categoría, haciéndolo en siete temporadas: desde 2010 hasta 2016; también el único de los cuatro en obtener puntos: 9° con Jules Bianchi en Mónaco 2014 y 10° con Pascal Wehrlein en Austria 2016. Justamente el trágico -y evitable- accidente que le costó la vida a Bianchi, sumado al de María de Villota con similar desenlace, fueron dos hechos que, además de la falta de presupuesto, llevaron al equipo a desaparecer.
Hoy presento la miniatura del Virgin MVR-02 Ford del piloto belga Jérôme D'Ambrosio durante el Gran Premio de China de 2011, disputado en el circuito de Shanghái. La miniatura, exquisita por cierto, es de la firma Spark. De la misma marca podemos ver también en este blog al ganador de este GP, el inglés Lewis Hamilton (podríamos decir ya "el séxtuple") a bordo de su McLaren MP4/26 Mercedes Benz.
Abrazos!

16 comentarios:

  1. Muy bueno el Spark, siguiendo lo que hablamos hace unos días sobre el coleccionable de kiosko, a este lo veo más fino, sobre todo en la parte de las suspensiones. Y no creo que resista una caída, mejor así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que este resista un golpe cayendo de la vitrina, ¡por las dudas lo agarro con las dos manos!
      Uno de los últimos Spark que pude comprar hace un año y medio, después se fueron a las nubes sus precios...
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Qué buenos son los Spark y cómo cuidan el detalle.
    La superficie libre de publicidad de este auto nos indica la falta de dinero que siempre sufrió el equipo. Curiosa la configuración aerodinámica de su tiempo, con el alerón trasero alto y estrecho, tan distinto de los dos últimos modelos de F1 que has presentado.´
    Triste historia la de Bianchi y María de Villota. Bianchi iba a solucionar la falta de pilotos franceses punteros en su especialidad: era bueno. Y María de Villota se fue una noche, cuando había superado con nota un proceso de recuperación casi imposible. Qué injusta y absurda es, muchas veces la Fórmula 1.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, lindos colores y poca publicidades, señal de presupuesto acotado. Yo extraño los pequeños spoilers delanteros (¿te acordás cuando los llamaban "bigotes"? Al menos acá pasaba eso) y los grandes traseros de los setenta y ochenta.
      Bianchi tenía destino de Ferrari, el mismo que su amigo Charles Leclerc sigue hoy. Parece paradójico, solo tuve dos pilotos a los que admiraba: en los setenta Pryce y en este siglo XXI Bianchi, ambos murieron en equipos chicos, los que me gustaban mucho, y ambos por un absurdo y evitable accidente con golpes mortales en sus cabezas...
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Recuerdo cuando Maria murió aquí en Sevilla en un hotel frente al cual paso a menudo, parece que la vida le regaló un año más.

    Veo que este coche es "gafe" o algo así, por eso seguramente le pega el color negro, pero esos atributos se los designamos nosotros los humanos. La máquina no tiene la culpa.

    La miniatura es de diez, se nota el salto de calidad con respecto a los coleccionables básicos. A los cuales respeto mucho, por cierto.

    Buen ojo el de Bernardo, como siempre, yo nunca habría notado lo de los espacios vacíos en el coche.

    Enhorabuena por el modelo, Juan, y un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calculo Antonio que te refieres a la marca del coche (Virgin/Marussia), pues el modelo es diferente en todos los casos: éste es de 2011, Villota sufrió el accidente con el de 2012 y Bianchi con el coche de 2014. Calculo que ese termino "gafe" es similar al "yeta" que tenemos por aquí: significa algo así como "mala suerte".
      Sobre la miniatura, el modelo, es Spark, y a esa marca no hay con que darle, es única para mi gusto; lástima el precio que ya se nos hace inalcanzable. Pero algún día llegarán más!
      Abrazo!

      Eliminar
    2. Pues me equivoqué entonces!
      Correcto en lo que dices de gafe.
      Spark es Spark... lo bueno cuesta, es cierto.

      Abrazos!

      Eliminar
    3. Si, ese es el problema: son modelos que no están al alcance de todes.
      Pero son los mejores...
      Abrazo!

      Eliminar
  4. La verdad, estaba deseoso por volver a ver un excelente Spark, gracias por la sorpresa.
    Aparte, me gustaría ponderar la habilidad del equipo a la hora de dar oportunidades a los jóvenes talentos: el mismo D'ambrosio es ahora un sólido piloto dentro de la Fórmula E, pero también Lucas Di Grassi, Alexander Rossi, Esteban Ocon o Roberto Mehri, aparte de los que ya han sido nombrados.
    Abrazo!
    PD. Siguiendo tu afición por los equipos pequeños, ¿este año apoyas a Williams? Porque su rendimiento este año se acerca al de aquellas escuderías...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Alejandro, ojalá pudiera mostrar muchos más Spark; lamentablemente, de los siguientes coches que tengo para presentar (unos 130 hasta hoy), solo tres son de esa marca: un Riley MkXI Porsche, un Volkswagen Scirocco R y el restante Shadow DN5 que me regló mi amigo Carlos. Es que sus precios ya son inalcanzables para mi bolsillo.
      Jules Bianchi y Pascal Wehrlein fueron los mejores pilotos que tuvo el equipo, o al menos los con mayor futuro (aunque el tiempo no lo terminó confirmando). Alexander Rossi, Esteban Ocon y Roberto Mehri también son excelentes, lástima que el español disponga de tan poco dinero.
      ¡Buena pregunta! Mira, Williams en los setenta fue de mis equipos preferidos: en 1976 con los FW05, esos Hesketh 308D apoyados por Walter Wolf, y en 1978 con el nuevo y precioso FW06, con los petrodólares árabes auspiciando el equipo. Pero aunque te parezca raro, cuando llegó el FW07 y comenzaron los triunfos, el team dejó de interesarme, ya que había dejado de ser "chico". Y aunque hoy sea el "menos grande" de la parrilla, no es de los que apoyo. Lo mismo me sucedió con Brabham, Lotus o Tyrrell al momento de su declive: ya habían sido grandes, no eran de los que me interesaban. Ahora, si me preguntas "entonces, ¿a cuál apoyas hoy?" debo contestarte que a ninguno... Y esto me sucede tras la desaparición de Virgin/Marussia/Manor, equipo al que día a día buscaba en la noticias, en la web o en ela televisión, y que al ver las carreras buscaba en la pantalla al fondo del pelotón o cada vz que pérdían una vuelta con los punteros (lo mismo que hacía en los setenta con los ATS, Shadow, Ensign, Theodore, Shadow, Arrows, etc...). Eso me llevó a perder el interés por la categoría: si no hay equipo que me guste, no tiene mucho sentido seguirla... Algo que no me pasa en el WEC, donde en LMP1 "sigo" a los SMP, Rebellion y By Kolles. ¡Ahí si que me interesan las carreras!
      Abrazo!

      Eliminar
  5. Este "Virgin" tiene que ver con la línea aérea y el sello discográfico? No alcanzo a ver bien el logo, no es exactamente el mismo pero tiene una similitud.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la misma empresa Diego, manejada por el forro de Richard Branson; según Forbes, es la 286° persona más rica del mundo y la 12° más rica del Reino Unido, con un patrimonio neto estimado en 5100 millones de dólares.
      Abrazo!

      Eliminar
  6. Spark i od razu się świetnie ogląda! :)
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arek, Spark to najlepsza jakość w samochodach wyczynowych 1/43; szkoda, że cena jest już bardzo wysoka. Czy pracownik najemny w Polsce może je płacić? Tutaj, przynajmniej ja, już nie.
      Przytul!

      Eliminar
  7. Wow. ¡Las modelos Spark siempre lucen espectaculares! Es bueno ver algunos de la F1 moderna.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, los Spark son modelos únicos e incomparables Damián. Este Virgin-Marussia es de los menos feos de la Fórmula 1 del siglo XXI.
      Abrazo!

      Eliminar