martes, 13 de noviembre de 2018

Brabham BT45 Alfa Romeo (439)

Carlos Reutemann
Presentación Martini Racing Team, Balocco, Italia, 1975
True Scale Miniatures, 1/43

























El piloto argentino Carlos Reutemann debutó en el automovilismo en 1965; luego de coronarse campeón de Turismo en las temporadas 1966/67 con un Fiat 150 Berlina, pasó a competir en Sport Prototipos, Turismo de Carretera y Mecánica Argentina Fórmula 1. En 1970 viajó a Europa formando parte del equipo del Automóvil Club Argentino para participar en el campeonato Europeo de Fórmula 2 con Brabham. En enero de 1971 debutó con un McLaren alquilado a un equipo privado en la Fórmula Uno Internacional, en una competencia sin puntos en Buenos Aires, ubicándose tercero. Ese mismo año, obtuvo el subcampeonato en la Fórmula 2 detrás de Ronnie Peterson, lo que le valió una invitación de Brabham a participar con un BT33 en la carrera de Brands Hatch de F1 a fines de ese año sin puntos para el campeonato, y la contratación para el año 1972 como segundo piloto junto a Graham Hill. Su debut oficial, con un BT34, fue en el GP de Argentina de 1972, donde obtuvo la pole position delante del campeón Jackie Stewart, finalizando séptimo. El resto de la temporada lo hizo a bordo del BT37, coche reemplazado en 1973 por el BT42 (primer diseño integral del sudafricano Gordon Murray), con el cuál logró sus dos primeros podios. En 1974 llegó el espectacular BT44, logrando su primer triunfo en Sudáfrica, al cual seguirían los de Austria y Estados Unidos; en 1975 obtuvo una resonante victoria en Nürburgring con el renovado BT44B. A fines de ese año Bernie Ecclestone (patrón de Brabham), llegó a un acuerdo con Alfa Romeo para equipar sus coches con el V12 de la casa italiana, motor que venía arrasando en el campeonato de Sport Prototipos montado en los Alfa Romeo 33TT12. El coche (en manos de Reutemann y el brasileño José Carlos Pace) no rindió lo esperado, principalmente debido al gran peso del motor, pero esa ya es otra historia.
La espectacular miniatura de True Scale muestra al BT45 en la versión con la que fue presentado en el circuito italiano de Balocco, propiedad de Alfa Romeo. Durante la temporada 1976 la decoración de Martini cambió del fondo blanco al fondo rojo.
Abrazos!

domingo, 4 de noviembre de 2018

Swift FN09 Honda (438)

Koudai Tsukakoshi
Formula Nippon Championship, 2012
Ebbro, 1/43

























En el mundo de las carreras de monoplazas, la categoría reina, y gran vidriera mundial, siempre fue la Fórmula 1. Nunca otra llegó a competir con ella en cuanto a popularidad. Pero no es la única que presenta coches con altísimas velocidades y mucha potencia. Un ejemplo de ellas es la Fórmula Indy o Indy Cars, como la han llamado en determinado momento. En este blog hemos visto varios de esos coches, por ejemplo un Lola T93/00 Ford de 1993, un Lola T93/00 Ilmor de 1994 o, entre otros más, un Reynard 95I Ford de 1995. También existió hasta hace dos años la Formula Renault 3.5 World Series, de la cual hemos visto por aquí un Dallara T08 Renault de 2008. Por otro lado, la categoría que históricamente ha sido el escalón previo a la Fórmula 1 es la Fórmula 2, de la cuál en este blog apreciamos un Lotus 74 Ford BDA de 1973 y un March 792 BMW de 1979. Esta categoría a mediados de los años ochenta pasó a llamarse Fórmula 3000, y ya en este siglo GP2, para regresar a su antigua denominación de Fórmula 2 hace apenas un par de años. Pero existe una categoría a la cual todas las grandes marcas de la F1 recurren para foguear a sus pilotos como un paso previo a la gran categoría: ella es la Fórmula Nippon. En Japón en los años setenta existía una gran categoría llamada All Nippon F2 Championship (de la cuál acá podemos ver un March 792 BMW), categoría que evolucionó pasando a ser Fórmula 3000 Japonesa en 1987, Fórmula Nippon en 1996, y Super Fórmula Japonesa desde 2013 a la actualidad. Hoy les presento un Swift FN09 Honda con el cuál el piloto japonés Koudai Tsukakoshi obtuvo el subcampeonato de la Formula Nippon Championship en el año 2012. A diferencia de la mayoría de las categorías, ésta utilizaba chasis de la firma estadounidense Swift Engineering, y no Dallara como acostumbran a utilizar las demás (aunque, hoy, la Super Fórmula Japonesa también utiliza los chasis italianos...). Tsukakoshi terminó subcampeón del también japonés, y actual piloto de Toyota en el WEC, Kazuki Nakajima, logrando un triunfo, dos segundos lugares y tres terceros sobre un total de ocho carreras. Detrás de ellos, finalizaron pilotos de la talla del alemán André Lotterer, el francés Loïc Duval y el japonés -ex F1- Takuma Sato.
La miniatura es de la firma japonesa Ebbro, y presenta muy buenos detalles en su terminación. De Ebbro también podemos apreciar en el blog un Porsche 907LH de 1967, un Porsche 911 Carrera RSR Turbo de 1974 y un Porsche 935 de 1976.
Abrazos!

Blogs amigos