lunes, 16 de mayo de 2022

Ford V8 Coupé

Angel Lo Valvo
Gran Premio Argentino Turismo Carretera, 1937
Ixo-Planeta
Ford







4 comentarios:

  1. Me encanta. Un coche con historia, no sólo porque era la primera temporada oficial del Turismo de Carretera, también está el hecho de que Angel Lo Valvo se inscribiera con el seudónimo de “Hipómenes”, cambiando su apellido siciliano por el nombre del mito clásico. Un mito muy querido en esta casa.
    Permite que copie textualmente el comentario que hice cuando Cruiser publicó la entrada en su blog, en abril de 2020, en pleno confinamiento COVID:

    “Preciosa la historia, precioso el coche, increíble la génesis del TC y la pasión de la gente que lo hizo posible.
    Y encima el tipo cambió el apellido siciliano por el seudónimo de Hipómenes. ¡Qué grande!
    Permite que cuente este pasaje mitológico. Hipómenes estaba prendado de la bella Atalanta, la gran cazadora a la que nadie había ganado una carrera. El premio de la victoria era su amor, pero la derrota suponía la muerte, como otros aspirantes habían comprobado. Hipómenes recurrió a Venus Afrodita, que le sugirió que utilizara unas manzanas de oro, dejándolas caer durante la carrera para que Atalanta, sorprendida por la aparición y la belleza de las frutas doradas, se detuviera a recogerlas, dándole así la oportunidad de vencer en el desafío. Así lo hizo Hipómenes, que, provisto de las áureas pomas, superó la prueba y conquistó a su amada.
    Más tarde, juntos, abrazados, ajenos a todo, entregados en cuerpo y alma a los delirios del amor, entraron sin ningún respeto ni reverencia en el templo de la Diosa Cibeles, tan poderosa y orgullosa, quizá también celosa de Atalanta. No podía consentir tal ofensa, así que convirtió a los dos jóvenes en leones y los unció a su carro.
    Sí. Hipómenes y Atalanta son los leones de “La Cibeles”, la famosa fuente de Madrid que sale en todas las guías de viaje y que tantas postales ha distribuido por el mundo.
    http://www.spaniaservices.com/portfolio-view/fuente-de-cibeles/
    Además, a menos de un quilómetro de la fuente, se encuentra el Museo del Prado, que alberga en una de sus salas el elegante cuadro “Hipómenes y Atalanta” del pintor italiano Guido Reni.
    Cuando mis hijos eran pequeños y les llevaba de visita al Museo, esta pintura era siempre la última parada, y contábamos juntos la historia una y otra vez.
    https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/hipomenes-y-atalanta/b136eb8b-c3f1-4787-935b-0003ed114220
    Perdona que me haya extendido tanto. Soy un madrileño nacido en Buenos Aires. Y este viaje de Argentina a España pasando por la Antigua Grecia, a lomos de un Ford impulsado por leones en vez de caballos de fuerza, ha sido muy largo y deleitoso, una gozada.
    Saludos y muchas gracias”.

    Gracias, Juan por dejarme ser tan pesado mezclando todo. Gracias, Angel "Hipómenes" Lo Valvo, por enlazar la mitología con el motor. Argentino tenías que ser.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bernardo, ya no recordaba la existencia del blog de Cruiser. Fui en su búsqueda y encontré que la última entrada es de hace ya tres meses, ¿será que no publicará más? Cada día somos menos che...
      Esa Diosa Cibeles parece que se creía dueña del mundo, je. ¿Celosa de Atalanta por sus triunfos o por el amor de Hipómenes?
      Amigo, tu cultura es inconmensurable.
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Interesante relato de Hipómenes y Atalanta.. No sabía el porque de los leones de la Cibeles que aquí le tenemos en una bonita glorieta.
    Gran pieza de V8 coupé Ford de competición.
    Linda la miniatura!
    Le tengo en 1/18 de civil, azul tambien.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eddie, de este Ford V8 Coupé podés encontrar en "Boxes", en la columna de la derecha, muchas variantes de TC y hasta una de Daytona. Solo debes hacer click en Ford.
      Abrazo!

      Eliminar

Grand Prix (1966)

Grand Prix (1966)

Le Mans (1971)

Le Mans (1971)

1966

1966

1966/67

1966/67

1967/68

1967/68

1968

1968